Skip to main content

MUCHOS TRATARAN DE ENTRAR, PERO NO PODRAN HACERLO


 

MUCHOS TRATARAN DE ENTRAR, PERO NO LOGRARAN HACERLO

22 Pasaba Jesús por ciudades y aldeas, enseñando, mientras proseguía camino a Jerusalén. 23 Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan?

Y El les dijo:

“24 Esforzaos por entrar por la puerta estrecha, porque os digo que muchos tratarán de entrar y no podrán.

25 Después que el dueño de la casa se levante y cierre la puerta, y vosotros, estando fuera, comencéis a llamar a la puerta, diciendo: ``Señor, ábrenos, El respondiendo, os dirá: ``No sé de dónde sois.

26 Entonces comenzaréis a decir: ``Comimos y bebimos en tu presencia, y enseñaste en nuestras calles; 27 y El dirá: ``Os digo que no sé de dónde sois; APARTAOS DE MI, TODOS LOS QUE HACEIS INIQUIDAD.

28 Allí será el llanto y el crujir de dientes cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, pero vosotros echados fuera.

29 Y vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios.

30 Y he aquí, hay últimos que serán primeros, y hay primeros que serán últimos.

LUCAS 13:22-50

COMENTARIO

Mientras enseñaba a sus discípulos ya los fariseos sobre el camino de la salvación, alguien preguntó a nuestro Señor si los salvos serían muchos o no (v.23).

JESÚS no respondió a esta pregunta porque eso solo satisfacía la curiosidad carnal del hombre, sino que advirtió al interrogador que fuera responsable y que no demorara su arrepentimiento y acudiera a Dios tan pronto como pudiera, porque llegaría el momento en que el arrepentimiento y la gracia terminarian, y entonces sería demasiado tarde para acudir a Jesús en busca de perdón.

Con esta advertencia, JESÚS niega el principio calvinista de la predestinación indiscriminada, donde algunos humanos son elegidos para salvacion, mientras que otros son dejados de lado por Dios, para quemarse eternamente en el Lago de Fuego.

La advertencia de apresurarnos a tomar la decisión de seguir a Jesús, es justamente porque todos oiremos la invitación, y la decisión es totalmente nuestra, bajo la providencia general de Dios, y si pensamos demasiado tiempo, o rechazamos la invitación del Señor JESÚS; seremos culpables por nuestra propia decisión y seremos condenados con justicia.

Nuestro Señor también agrega, que personas de todo el mundo vendrán a la salvación, rechazando toda imposibilidad de arrepentimiento para los seres humanos.

Jesús cierra con una advertencia, que muchos que vienen primero del mundo al Reino de los Cielos, serán puestos últimos; y otros que llegaron últimos, serian honrados con los primeros puestos en el reino de Dios.

Con esto, Jesús negó la herencia de la salvación que tiene el judaísmo, y cualquier otro aspecto, excepto la santidad de cada quien, que es la cual determina nuestro lugar en Gloria, independientemente de cuándo hayamos creído.

Omar Flores.


Comments

Popular posts from this blog

ZACARIAS, EL HIJO DE BEREQUIAS

En el evangelio de Mateo, capítulo 23, versículo 35; nuestro Señor Jesucristo dijo, hablando al pueblo de Jerusalén: “Por tanto, mirad, yo os envío profetas, sabios y escribas: de ellos, a unos los mataréis y crucificaréis, y a otros los azotaréis en vuestras sinagogas y los perseguiréis de ciudad en ciudad,   para que recaiga sobre vosotros la culpa de toda la sangre justa derramada sobre la tierra, desde la sangre del justo Abel hasta la sangre de Zacarías, hijo de Berequías, a quien asesinasteis entre el templo y el altar.” Mateo 23:34-35 Muchos han cuestionado esta declaración de nuestro Señor, desde los mas escépticos, al decir que Jesús cometió un error en su humanidad, confundiendo el nombre del profeta; hasta otros que atribuyen esta declaración al error de un copista, diciendo que confundió el nombre Berequias (Zacarías 1: 1), con Joiada (2 Crónicas 24:20), y que, de hecho, Jesús estaria hablando del hijo del Sumo Sacerdote , Zacarías que fue apedreado por mandato

SABÍA SATANÁS QUE JESÚS ERA DIOS?

Leemos en los evangelios sinópticos que Satanás vino a tentar al Señor Jesús en el desierto y surge la pregunta: ¿Podría haber Jesús realmente caido en pecado? ; y además, ¿Por qué Satanás trataría de inducir a Jesús a caer en pecado sabiendo que Dios no puede pecar? (Mt 4: 1-11; Mc 1: 12-13; Lk 4: 1-13). Cuando Satanás tentó al Señor Jesús, repetidamente preguntó: "Si eres el Hijo de Dios" (Mt 4: 3, 6) antes de hacer sus ofrendas malvadas, que a su vez contrasta con la declaración explícita de diferentes demonios de que Jesús era "El Hijo del Dios Altísimo” (Mt 8:29; Mc 1:24; 5: 7; Lk 4:34; 8:28). Cuando el Logos se encarnó para llevar a cabo el divino Plan de Salvación, la divinidad del Mesias se ocultó a los incrédulos y los demonios, por dos razones: El objeto primordial del plan redentor estaba centrado en la humanidad del Redentor, no en su divinidad. El Logos de YHWH se convirtió en la persona de Jesús de Nazaret en la encarnación, en represent

ES UN SIERVO DE DIOS LIBRE DEL JUICIO ETERNO?

Es creido en sectores de la población cristiana, que todos los "Siervos de Dios", es decir, hombres y mujeres que han dedicado sus vidas a servir a Dios y a la Iglesia, predicando el Evangelio a todos; ya ganaron su entrada al cielo. Sin embargo, estos son dos conceptos totalmente distintos entre sí, y colocan la salvación en una escala meritoria personal, dejando de lado el sacrificio expiatorio de nuestro Señor Jesús por la salvación de nuestras vidas. La idea en sí es atractiva para muchos. ¿Qué más puede un humano promedio pensar en alguien que predica el Evangelio, trae a la salvación a muchas personas perdidas, vive de acuerdo con los mandamientos del Señor Jesús y se realizan milagros a través de ellos? Lo más lógico sería asumir que Dios está con ellos, y en el momento de su muerte, su entrada a la Presencia de Dios es garantía sin lugar a dudas. Si las cosas son tan buenas como en este caso, es muy probable que se salven como pensamos, y no solo eso,