Skip to main content

NOS LLEGO LA BIBLIA POR INSPIRACION O REVELACION?


 

¿LLEGÓ LA BIBLIA A TRAVÉS DE INSPIRACIÓN O REVELACIÓN?

Es posible que en más de una oportunidad hayamos escuchado la palabra “Inspiración” como el canal por el cual la Escritura, tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento, llegaron a la Iglesia. De hecho, esa es la opinión aceptada por la mayoría de los cristianos hoy.

Sin embargo, el termino 'Inspiración', según la Enciclopedia Británica, se describe como:

“Algo que hace que alguien quiera hacer algo o que le da a alguien una idea sobre qué hacer o crear: una fuerza o influencia que inspira a alguien”.

Inspiración, Enciclopedia Británica, 2022.

Comúnmente entendido, este concepto habla del “impulso” divino que sintieron los autores bíblicos, que los motivó a escribir sus libros. Pero teológicamente, se considera la fuerza del Espíritu Santo que dio las ideas y el impulso a estos siervos de Dios, de escribirlas, siendo guiados providencialmente para expresar la verdad que Dios quiso comunicar a la humanidad, libre de error, y ni más ni menos, sino únicamente lo que era el deseo de Dios. Pero en todo momento respetando el libre albedrío y la libertad del autor humano de comunicar estos pensamientos y sentimientos en su propio lenguaje y estilo.

Pero la inspiración divina del NT definitivamente significa mucho más que solo "pensamientos y sentimientos" dejados a la decisión humana. (1)

CÓMO FUE REVELADA LA BIBLIA A LOS HOMBRES

La evidencia interna nos dice que la Escritura vino a la humanidad por:

INICIATIVA DIVINA

(2 Pedro 1:21)

Nunca humana. Es decir, fue Dios quien tomó la iniciativa de revelarnos su voluntad para nuestra salvación.

BAJO ASISTENCIA DIVINA

(2 Pedro 1:21; 2 Timoteo 3:12)

Los autores fueron preservados de cometer errores o equivocaciones, tanto en el contenido como en la forma en que transmitieron el mensaje divino. No cometieron errores ni en teología, ni filosofía, ni en ciencias humanas, como historia, geografía, o en cualquier otra afirmación que hicieran durante el proceso de expresar el mensaje Divino.

Fueron, como dice Pedro, “llevados” por el Espíritu Santo.

A TRAVÉS DE PROFECÍA

(2 Pedro 1:20; 2 Samuel 23:2; Ezequiel 1:3)

Llegó a través de mensajes directos del Espíritu de Dios a los profetas, que superaron su propio conocimiento y estilo, para reflejar exactamente lo que DIOS quería, y de la manera en que Dios quería expresarlo.

A TRAVÉS DE VISIONES Y SUEÑOS

(Apocalipsis 1:9-11; Números 12:6)

DIOS también presentó su mensaje a través de visiones y sueños, ya listo para ser expresado, a través de ángeles o voces, a sus siervos. Esto anula toda libertad de expresar el mensaje como sus siervos quisieran o interpretaran. Transmitieron el mensaje exactamente como lo recibieron, sin errores ni equivocaciones.

A TRAVÉS DEL DICTADO Y LA AUTOESCRITURA

(Apocalipsis 2:1; Éxodo 20:1-2; 34:28;

Deuteronomio 10:4)

En otros momentos, Dios dictó la revelación a sus profetas, como a Juan el Apocalipsis, y los Diez Mandamientos a Moisés; y otras veces Él mismo escribió lo que quería comunicar. En estos casos, no se utilizaron atributos 'personales' del mensajero, ya que fue totalmente Dios, palabra por palabra, quien escribió o dictó el mensaje.

ULTIMA PALABRA

La Biblia vino al mundo, a través de Revelación, o ποκάλυψις, que comprende todas las formas que hemos mencionado anteriormente; visiones, profecías, dictados, escritura propia, sueños e inspiración; de tal manera, que las limitaciones humanas de los escritores fueron superadas por el Espíritu Santo, para expresar todo lo que DIOS quiso comunicar, NI MAS, NI MENOS, Y EXACTAMENTE EN LA MANERA QUE DIOS DESEABA.

Por tanto, ningún error es admisible en ninguna parte de la Escritura, ni en doctrina, ni en moral, ni en ninguna otra afirmación científico-natural que contenga, incluyendo Cronología, Geografía, Etnografía, Costumbres, etc.; en el documento original tal como salió de las manos y boca de los apóstoles o profetas.

Esta firme creencia, es la piedra angular del CRISTIANISMO, y la piedra de tropiezo de los apóstatas.

Omar Flores.

(1)        Inspiration of the Bible, New Advent, 2021.

Comments

Popular posts from this blog

ZACARIAS, EL HIJO DE BEREQUIAS

En el evangelio de Mateo, capítulo 23, versículo 35; nuestro Señor Jesucristo dijo, hablando al pueblo de Jerusalén: “Por tanto, mirad, yo os envío profetas, sabios y escribas: de ellos, a unos los mataréis y crucificaréis, y a otros los azotaréis en vuestras sinagogas y los perseguiréis de ciudad en ciudad,   para que recaiga sobre vosotros la culpa de toda la sangre justa derramada sobre la tierra, desde la sangre del justo Abel hasta la sangre de Zacarías, hijo de Berequías, a quien asesinasteis entre el templo y el altar.” Mateo 23:34-35 Muchos han cuestionado esta declaración de nuestro Señor, desde los mas escépticos, al decir que Jesús cometió un error en su humanidad, confundiendo el nombre del profeta; hasta otros que atribuyen esta declaración al error de un copista, diciendo que confundió el nombre Berequias (Zacarías 1: 1), con Joiada (2 Crónicas 24:20), y que, de hecho, Jesús estaria hablando del hijo del Sumo Sacerdote , Zacarías que fue apedreado por mandato

SABÍA SATANÁS QUE JESÚS ERA DIOS?

Leemos en los evangelios sinópticos que Satanás vino a tentar al Señor Jesús en el desierto y surge la pregunta: ¿Podría haber Jesús realmente caido en pecado? ; y además, ¿Por qué Satanás trataría de inducir a Jesús a caer en pecado sabiendo que Dios no puede pecar? (Mt 4: 1-11; Mc 1: 12-13; Lk 4: 1-13). Cuando Satanás tentó al Señor Jesús, repetidamente preguntó: "Si eres el Hijo de Dios" (Mt 4: 3, 6) antes de hacer sus ofrendas malvadas, que a su vez contrasta con la declaración explícita de diferentes demonios de que Jesús era "El Hijo del Dios Altísimo” (Mt 8:29; Mc 1:24; 5: 7; Lk 4:34; 8:28). Cuando el Logos se encarnó para llevar a cabo el divino Plan de Salvación, la divinidad del Mesias se ocultó a los incrédulos y los demonios, por dos razones: El objeto primordial del plan redentor estaba centrado en la humanidad del Redentor, no en su divinidad. El Logos de YHWH se convirtió en la persona de Jesús de Nazaret en la encarnación, en represent

ES UN SIERVO DE DIOS LIBRE DEL JUICIO ETERNO?

Es creido en sectores de la población cristiana, que todos los "Siervos de Dios", es decir, hombres y mujeres que han dedicado sus vidas a servir a Dios y a la Iglesia, predicando el Evangelio a todos; ya ganaron su entrada al cielo. Sin embargo, estos son dos conceptos totalmente distintos entre sí, y colocan la salvación en una escala meritoria personal, dejando de lado el sacrificio expiatorio de nuestro Señor Jesús por la salvación de nuestras vidas. La idea en sí es atractiva para muchos. ¿Qué más puede un humano promedio pensar en alguien que predica el Evangelio, trae a la salvación a muchas personas perdidas, vive de acuerdo con los mandamientos del Señor Jesús y se realizan milagros a través de ellos? Lo más lógico sería asumir que Dios está con ellos, y en el momento de su muerte, su entrada a la Presencia de Dios es garantía sin lugar a dudas. Si las cosas son tan buenas como en este caso, es muy probable que se salven como pensamos, y no solo eso,